Museu Etnològic Àngel Domínguez en Potries La Safor

Potries ha constituido a lo largo de los siglos un importante núcleo de actividad alfarera, el propio topónimo de Potries tiene su origen y significado en este oficio artesanal. El fallecimiento del último alfarero en activo, Ángel Domínguez, a mediados de los años 80, supone el punto final de una actividad artesanal con tradición milenaria en nuestro municipio, de una manera de entender la vida, de un sistema de producción y comercialización, que habían entrado en declive años atrás. Es entonces, cuando el Ayuntamiento de Potries convencido de la singularidad de este patrimonio adquiere el inmueble e inicia un ambicioso programa de recuperación de la memoria relacionada con la producción cerámica en el municipio.

El edificio, de gran interés tipológico y ambiental, presenta una vivienda tradicional con un taller artesano asociado. En la planta baja se encuentra el espacio doméstico, en él observaremos las clásicas estancias de la cocina comedor y la alcoba con su mobiliario original. Parte de la planta baja y todo el piso superior, junto al patio y el cobertizo adyacente, constituyen el sector artesanal del edificio. Este sector conserva intactos buena parte de los elementos y utensilios empleados en el proceso de elaboración de la cerámica; horno, balsas de decantación, torno de pie, molino de barniz…

 

La colección

La Colección Museográfica de Potries tiene la misión de fomentar un espacio de encuentro y sensibilización para la conservación, investigación, promoción y exhibición del patrimonio cultural local y comarcal, potenciando y favoreciendo la dinamización cultural y socioeconómica de la comunidad y el territorio, basándonos en los recursos del patrimonio cultural que han modelado durante siglos la personalidad del pueblo valenciano. La sede de esta institución se encuentra en una antigua alfarería rehabilitada, la alfarería de Ángel Domínguez, relevante recurso etnológico situado en la calle del Cup 6 de Potries.

La colección está constituida por materiales cerámicos de varias épocas procedentes de diferentes yacimientos arqueológicos. Desde época prehistórica, yacimientos de Penyascals y Casa Fosca-Horteta; pasando por la época romana con los restos de la villa de la Campina-Catorcena; la época medieval y moderna con el casco histórico y la cantarería; hasta los siglos XIX y XX con varias campañas de recogida y localización de producciones de los alfareros contemporáneos. Por otro lado, se conservan una cantidad ingente de materiales etnológicos relacionados con la vida rural tradicional y las actividades económicas que se han desarrollado en nuestro municipio durante siglos (herramientas relacionadas con la producción alfarera, la ganadería y la matanza, la agricultura y el campo, la naranja, el olivo y el aceite, la morera y la seda, la uva y la pasa, el transporte y los trajines, las herrerías, los leñadores, el esparto y sus productos, etc.).

 

 

Más información del Museo